José Pablo Moncayo y Huapango

Publicado en por MVEGAV

Huapango de Moncayo

 


 

 

 

   

El Huapango de Moncayo.

Nunca he estado en ningún país americano al sur de los USA, aunque he estado en California, donde me puse las botas comiendo y bebiendo como un campeón.
Viajando por esas tierras me encontré con una mezcolanza de nacionalidades y razas todas ellas muy simpáticas con los turistas como yo. Pero era en los momentos ésos en los que yo decía: "Good morning, I would like to drink whatever" y en los que me respondían "Buenos días, ¿qué cerveza le pongo?", eran esos momentos, yo digo, cuando, lejos del hogar, al oír hablar en mi propia lengua, algo en mi interior me decía:

"1. tienes que mejorar el inglés que se nota mucho que no eres de aquí
y 2. este tipo que habla tan bien el español es casi tu hermano.".

Y es que la lengua une muchísimo, para qué nos vamos a engañar.

Una prolongación de la lengua hablada, o más bien una sublimación de la misma, ("donde no llegan las palabras comienza la música"), es la música.
Mucho más cercana al idioma si es folklore. Los Beatles nos gustan mucho y sus canciones también. Pero todas las emociones que la discografía de este grupo donó a la Humanidad pueden quedar palidecidas escuchando un bolero, aunque lo cante Nat King Cole.

Con lo que si nos encontráramos con una obra musical compuesta por un mexicano, inspirada por el folklore de aquel país e instrumentada para una formación orquestal bien grande, -como nos gustan a nosotros-, podríamos decir que el gustazo de escucharla pudiera llegar a ser indescriptible.

La encontré: El Huapango de José Pablo Moncayo (1912-1958), compositor nacido en Guadalajara, Jalisco, Mexico. Toma ya.

El huapango es un género musical mexicano. Aunque el Huapango de Moncayo, (porque siempre vais a encontrar estos dos nombres unidos al estilo de "el Bolero de Ravel"), es en realidad un pupurrí de tres diferentes temas de Veracruz: el Siqui sirí, el Balajú y el Gavilancito.

 

Dicen que el Huapango de Moncayo es el segundo himno nacional de Mexico y dicen también que su enorme popularidad ha eclipsado el resto de la obra del maestro Moncayo. Y yo os digo que el Huapango de Moncayo es una maravillosa y exquisita obra musical, prodigio de orquestación y llena de exóticos colores musicales, creada a partir de variados ingredientes provenientes de la música de Stravinsky, el impresionismo francés, el mexicanismo de Revueltas y el folklore veracruzano y africano.

 

Un huapango cantado sin voz, pero siempre en español, que para eso es la lengua más hermosa de todas las de nuestro planeta (si no meto un toquecito chovinista reviento).

No se lo pierdan, por Dios se lo pido, porque, además la versión es la de la Orquesta Sinfónica Juvenil "Simón Bolivar" de Venezuela dirigida por súper Gustavo Dudamel. (No se pierdan esto otro tampoco. Háganme caso).

 

Muy colorida y emotiva descripción del Huapango digo yo, MVEGAV.

 

Huapango como género musical

El huapango es un género musical mexicano basado en compás ternario, interpretado en diversas formas, las más conocidas son tres variantes: el huapango típico o son huasteco, interpretado por el trio huasteco; el huapango norteño, interpretado por conjunto norteño; y el huapango de mariachi. De acuerdo a la Real Académia de la Lengua Española, la palabra huapango se deriva del vocablo náhuatl huapanco [1], que literalmente significa sobre la tarima ("huapantli", tabla de madera; "pantli", hilera, fila; y "co", en).

 

Continue leyendo del tema desde Wikipedia

 

José Pablo Moncayo García (Guadalajara, Jalisco, 29 de junio de 1912Ciudad de México, 16 de junio de 1958), fue un compositor mexicano.

 

Nace en Guadalajara Jalisco, México, el 29 de junio de 1912 y muere en la Ciudad de México el 16 de junio de 1958. Fue discípulo de Chávez, Candelario Huízar y Copland.

 

Fue hijo de Francisco Moncayo Casillas y Juana García López. Estudia piano con Eduardo Hernández Moncada y posteriormente ingresa al Conservatorio Nacional de Música en 1929. Sus maestros en esta institución fueron Candelario Huízar y Carlos Chávez, de armonía y composición respectivamente. En esta época se ve obligado a tocar como pianista en cafés y estaciones de radio para contribuir a la economía familiar y para poder pagar sus estudios, hasta que ingresa como percusionista a la Orquesta Sinfónica Nacional dirigida por Carlos Chávez.

 

Contrajo matrimonio con Clara Elena Rodríguez del Campo, con la que tuvo dos hijas: Claudia y Clara Elena. También estudió en 1942 con el compositor Aaron Copland, esto gracias a una beca que ganó por el Instituto Berkshire. Uno de los primeros trabajos profesionales de Moncayo fue como percusionista de la Orquesta Sinfónica Nacional la cual posteriormente dirigió de 1949 a 1954.

 

En 1935 forma el "Grupo de los Cuatro" con Blas Galindo, Salvador Contreras y Daniel Ayala Pérez para difundir sus obras las cuales reflejan el espíritu nacionalista de México.

 

El Huapango de Moncayo es un arreglo para orquesta sinfónica de tres sones provenientes de la rica tradición musical del Estado de Veracruz. "El Siquisiri", "El Balajú" y "El Gavilancito". A lo largo de la obra podemos encontrar una de las más famosas formas de presentar los sonidos de México.

[editar] Obras

La obra más famosa de Moncayo es, sin duda, Huapango (1941) pero su producción también incluye otras piezas de gran calidad. Su ópera La mulata de Córdoba (1948) con un libreto de Xavier Villaurrutia; Muros Verdes para piano (dedicado a su esposa) (1951); sus piezas orquestales Amatzinac (1935), Sinfonía (1944), Sinfonietta (1945), Cumbres (1953) y Bosques (1954); el ballet Tierra de Temporal (1949) y el Homenaje a Cervantes para dos oboes y orquesta de cuerdas (1947).

 

Continue la lectura de este tema en Wikipedia

Etiquetado en Música

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post