Pericos o loros huastecos en Cuautitlán Izcalli

Publicado en por MVEGAV



Aceso permanente: Pulse aquí
  • ¿Cómo llegaron?
  • ¿Vienen desde la Huasteca por su iniciativa?
  • ¿Porqué a Cuautitlán Izcalli?
  • ¿Se les salió de la jaula a algún habitante de Cuautitlán Izcalli y aquí se quedaron.



Actualmente son varias decenas, pero debe haber empezado por una pareja. Si desea observarlos vaya a:

Miramar No. 18, Col. Cumbria, C.P. 54740, Cuautitlán Izcalli, Estado de México

En este domicilio se encuentra un árbol que desde otoño, año con año, empieza a perder sus hojas, hasta quedar en varas en invierno. En primavera recupera las hojas y en verano además produce un fruto similar a la nuez que da el nogal y ese fruto es el que hace llegar a una parvada de pericos huastecos, desde octubre hasta diciembre.

Llegue alrededor de las 8:00 hrs. cuando llegan a desayunar, o espere el atardecer, poco antes de que el sol se ponga cuando llegan a cenar. Algunos pericos se quedan a dormir ahí y en otros árboles cercanos.

Después del desayuno y antes de la cena puede verse cómo las parvadas se dirigen a otras zonas.

Aquí una muestra fotográfica de los Pericos: Pulse aquí




Este perico está en peligro de extinción, por lo que está prohibido comercializar aves silvestres

Animales en extinción

Pericos. Cotorra serrana oriental · Guacamaya roja · Guacamaya verde · Perico de cabeza amarilla · Perico huasteco · Perico verde de Revillagigedo

La extinción
Hace poco más de cinco décadas que los naturalistas comenzaron a emplear el concepto de "la extinción" y éste empezó a hacerse cada vez más popular para designar un fenómeno que la actividad humana estaba provocando en todo el planeta: la desaparición de especies de la flora y la fauna silvestres.

En términos biológicos, se considera a la extinción como un fenómeno completamente natural resultado de un proceso en el que una especie se origina a partir de otra -la que se extingue-, lo cual ocurre generalmente en el lapso de varios miles o varios cientos de miles de años. También desaparecieron aquellas especies que no lograron adaptarse a los cambios que ocurren en su hábitat, lo cual aconteció de forma natural y, en la mayoría de los casos, en largos periodos de tiempo. Es así como dos terceras partes o más de las especies animales que han existido en el planeta se han extinguido. A diferencia de las extinciones que ocurrieron en el pasado de forma natural, las actuales están sucediendo a un ritmo acelerado y no obedecen a una incapacidad natural de adaptación de las especies, ni son el resultado de un proceso evolutivo, sino que se debe a la actividad que el hombre lleva a cabo.

No se sabe con certeza cuántas especies se extinguen en el mundo, pero algunos especialistas sitúan la cifra hasta en 17,000 por año, es decir, casi dos por hora. Si este ritmo de pérdida continúa, se estima que para inicio del próximo siglo se habrán extinguido entre 15 y 25% de todas las especies de seres vivos del planeta, lo cual nos plantea un inquietante futuro.

La extinción de una especie no es un evento aislado, sino que genera una "reacción en cadena" por lo que habrá procesos esenciales para la vida que se verán afectados. Un ejemplo podría ser la estabilidad climática, la cual depende en gran medida de la presencia de bosques y selvas sanos que mantengan los patrones de lluvia, regulen las temperaturas, absorban el exceso de bióxido de carbono de la atmósfera y ayuden a la producción de oxígeno.

El total de especies vivientes del planeta, se ha estimado entre cinco y treinta millones, de los cuales hemos descrito menos de dos millones, y de esos dos millones menos del 1 % han sido estudiadas a fondo para determinar su aplicación en beneficio de la humanidad. Esto nos demuestra que existe un potencial insospechado entre las que nos faltan por estudiar y descubrir.

Al igual que en todo el mundo, la pérdida de la diversidad biológica se presenta en México, y dada la enorme riqueza de fauna con que se cuenta, la magnitud del problema es muy significativa.

Especies extintas: Engloban a todos aquellos animales o plantas que han desaparecido regional o mundialmente a causa de alguna actividad humana. En lo que va del presente siglo, se ha documentado la extinción de 30 especies de vertebrados mexicanos, algunos de ellos, como la nutria marina, el oso grizzly, el cóndor de California, el bisonte y el ciervo americano, todavía existen, afortunadamente, en otros países. Algunos de los vertebrados que hoy se han extinguido en México sólo habitaban dentro de nuestro territorio, por lo que su desaparición en el país implicó su total extinción del planeta, en este caso se encuentran el carpintero imperial, el caracara de Guadalupe (ave carroñera exclusiva de la isla de Guadalupe), el zanate del río Lerma y el ratón de la isla San Pedro Nolasco, en Sonora.

Especies en peligro de extinción: Se definen como "aquellas cuya área de distribución o tamaño poblacional ha disminuido drásticamente poniendo en riesgo su viabilidad biológica". Se consideran dentro de esta categoría aquellas especies con menos de mil ejemplares existentes.
Especies amenazadas: Comprende a todas aquellas especies que podrían llegar a encontrarse en peligro de extinción en el mediano plazo, si los factores causales de su disminución siguen operando, generalmente, su número oscila entre los 1,000 y 5,000 ejemplares.
Especies raras: Son las que de manera natural son escasas y que por lo tanto son altamente susceptibles a la disminución que directa o indirectamente provoca el hombre en su poblaciones.



Noticias de pericos:
Loro huasteco en peligro de extinción
Hoy Tamaulipas por: Diana Alvarado/Altamira
El Loro Huasteco, esta protegido en la legislación mexicana, marcada en la norma 059 Semarnat 2003 y de igual forma en el Instituto Internacional de Protección a especies en peligro de extinción
Altamira, Tamaulipas. –Luego de que el Loro Huasteco se encuentran en peligro de extinción, el Ayuntamiento de Altamira busca aterrizar un área de conservación. Es preocupante para las autoridades puesto que se tiene en conocimiento el hurto ilegal de hasta 400 aves diarias de la zona rural de Altamira.

Loro huasteco en peligro de extinción

       
El Loro Huasteco, esta protegido en la legislación mexicana, marcada en la norma 059 Semarnat 2003 y de igual forma en el Instituto Internacional de Protección a especies en peligro de extinción
       
Por: Diana Alvarado/Altamira           
       
       
           
           
               
       
        Altamira, Tamaulipas. –Luego de que el Loro Huasteco se encuentran en peligro de extinción, el Ayuntamiento de Altamira busca aterrizar un área de conservación. Es preocupante para las autoridades puesto que se tiene en conocimiento  el hurto ilegal de hasta 400 aves diarias de la zona rural de Altamira.

Gerardo Siliceo Tavera, Director de Desarrollo Sustentable y Protección al Medio ambiente explicó que, en ejidos como Santa Juana, La Gloria, El Plátano, Villa Cuauhtémoc,  Amalia Solorzano, Graneros del Sur, entre otros se reproduce el loro cabeza amarilla.

En los cuales, desde hace varios años se registra  la captura de los volátiles, los mismos ejidatarios han reportado que son hasta 400 diarios los que se roban de esta zona.  EL funcionario detalló que se está cometiendo un grave delito.

Detalló que, en la ley Federal de Protección al Ambiente, en el artículo 401  se aplica una sanción de 3 a 9 años de prisión, y 100 mil salarios mínimos a quienes ejercen el comercio de loros de manera ilegal  "en el mercado negro es común la presencia de los animales de este tipo para su venta, sin embargo desde el sur de Nuevo León hasta Tabasco pasando por el sur de Tamaulipas se están acabando", expusó.

"Se vende en Estados Unidos, hasta en mil dólares, en México el loro huasteco se comercializa de 3 a  5 mil pesos, por lo que es necesario su conservación al menos en Tamaulipas", citó.

El Loro Huasteco, esta protegido en la legislación mexicana, marcada en la norma 059 Semarnat 2003 y de igual forma en el Instituto Internacional de Protección a especies en peligro de extinción.

Ante ello se invita a los ejidatarios que formen parte de un importante proyecto para la conservación, la cual implica la anuencia de cada comunidad citada para que se involucren. Pero posteriormente se les presentará una propuesta de las ventajas.

Por parte del municipio se gestionarán recursos ante las instancias necesarias, se habla de 3 mil a 8n mil hectáreas en donde intervienen los ejidos señalados "lo que se busca el apoyo del alcalde, gobierno del estado  y la federación, haremos las primeras reuniones de trabajo en los ejidos".

Asimismo, el proyecto creará empleos, la misma población formará parte de la vigilancia y manutención de los animales. Aun no hay inversión marcada pero es trascendental que se pueda llevar acabo.    


Para saber más de los pericos: Pulse aquí

Etiquetado en Cuautitlán Izcalli

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post